Postura del vídeo 6: la pinza horizontal

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

En este post explicaré la postura de la pinza horizontal, en sánscrito “paschimottanasana”. Analizaremos paso a paso la asana, no sólo su estructura, si no también sus beneficios físicos y energéticos. Todo esto acompañado, como en otras ocasiones, de un pequeño vídeo.  

Paschimottanasana es una asana equivalente a uttanasana o pinza vertical, sólo que se hace desde sentados. Por lo tanto, se trata de una flexión de la cadera hacia delante,llevando el pecho hacia las piernas, manteniendo éstas juntas y estiradas. 

La postura de la la pinza horizontal se inicia desde dandasana (sentados con las piernas estiradas, juntas y pegadas a  la esterilla). Desde este punto, cogemos aire y elevamos los brazos estirando toda nuestra columna. A continuación, soltamos el aire y vamos flexionando la cadera. 

Es importante y hay que hacer hincapié, en que la flexión se inicia en la cadera, el tronco va hacia las piernas manteniendo la espalda recta, hasta el último punto, donde se mantiene la postura y se relaja la cabeza. 

Como en el resto de las asanas, escuchamos a nuestro cuerpo y no forzamos las posturas. Si no llegamos a los pies no hay que preocuparse, nos agarramos a nuestras tibias o a nuestros gemelos, por ejemplo. Con el paso del tiempo ganaremos flexibilidad y nos sentiremos más cómodas y cómodos en la asana. 

Beneficios de la asana: la pinza horizontal

  • Gran estiramiento de la musculatura de las piernas.
  • Estiramiento de los brazos y de la columna
  • Gran aumento de la flexibilidad que podremos notar fácilmente con el paso de las sesiones
  • Alivio de dolores de espalda comunes

Precauciones de la asana:

  • Ciertas lesiones de espalda. Si notamos molestias flexionar algo las rodillas, así realizaremos mejor la flexión de la cadera sin implicar a nuestra espalda, evitando que se curve. También, podremos usar una correa para ayudarnos a llegar hasta donde podamos, manteniendo la espalda recta y adaptando mejor la asana.

A continuación, os muestro el video de la asana:

Como podréis ver enlazo los dedos de las manos para tener un mejor agarre. Además, de esta forma noto que el estiramiento del tronco y de las piernas es más intenso, pero hay diferentes agarres que podréis probar.

Por último, voy a hablar de la parte energética que trabajamos con esta asana. Al realizar paschimottanasana y sus variantes (asanas con flexiones de tronco) estimulamos el segundo chakra (chakra swadhistana) que se encuentra encima de los genitales y se asocia al placer, a la sexualidad, creatividad y fluidez. Particularmente, me gusta esta asana porque puedo sentir fácilmente esta fluidez. Al tener las piernas en contacto con la tierra, estiradas, juntas y con las manos agarrando los pies; puedo notar cómo movilizo la energía de manera fluída y circular. Al inhalar la atraemos desde los pies a la cabeza y al exhalar la expandimos por nuestros brazos hasta los pies. Se siente como algo dinámico, poderoso y libre, llevando estos sentimientos fuera de mi práctica de yoga, a la vida, al día a día.

¿Sientes el poder? Espero comentarios yoguis.

Para más información, también puedes consultar nuestro catálogo.

Paz y amor, Namasté.

Noemí Castro Fernández 

Apasionada de la técnica de téxtil y material de fitness  

Decathlon Lugo.

: