Postura del vídeo 9: el pez o matsyana

Comentarios 0 25 -/-
FacebookTwitterEmail

El pez o Matsyasana

La postura del pez, en sánscrito Matsyasana, es una asana muy usada después de posturas donde el peso de nuestro cuerpo va hacia la zona de los hombros y la zona cervical (vela, halasana, arado,etc), para aliviar posibles tensiones y relajar la zona. Además de este beneficio, con esta postura trabajamos el quinto chakra. Este chakra se encuentra en la garganta y se trabaja mediante las asanas de las que hablo en este post, y también, a través de cantos, mantras y la respiración ujjayi. Está relacionado con la comunicación, la transmisión de nuestros pensamientos y sentimientos, con la apertura de nuestro interior hacia fuera, dejar salir hacia el exterior, por lo tanto, con la libertad.

Al situarse en la zona del cuello hace de puente entre lo que pensamos y lo que sentimos. Por lo tanto, cuando hay un funcionamiento armonioso del chakra, nos sentimos bien y expresamos todo aquello que sentimos con claridad y seguridad, y permitimos que los que nos rodean conozcan nuestros puntos débiles y fuertes.

Si, por el contrario, el funcionamiento es inarmónico presentamos una incapacidad para expresarnos y nuestro lenguaje no es claro. Anteponemos lo racional, dejando de lado todo lo emocional para demostrar fortaleza. A menudo podemos presentar problemas de afonía, afecciones de garganta y tensión muscular en la parte alta de nuestra espalda y hombros.

Ahora conozcamos la postura del pez:

Descripción

  • Acuéstate boca arriba sobre la esterilla.
  • Estira los brazos y coloca las manos debajo del glúteo, área del sacro.
  • Pega las palmas de la mano al suelo, manteniendo los brazos en línea bajo el tronco.
  • Piernas estiradas y juntas, mantenemos la postura de los brazos y elevamos el pecho hacia el cielo. A la vez echamos la cabeza hacia atrás hasta apoyar la coronilla en la esterilla.

  • Sal de esta Postura del Pez levantando la cabeza, estirando el cuello y dirigiendo los ojos hacia el pecho. Quita las manos lentamente.

Beneficios

  • Estiras el cuello.
  • Abres el pecho, aumentando nuestra capacidad pulmonar.
  • Se mejora la postura al echar los hombros hacia atrás y al estirar la espalda.
  • Estira la musculatura abdominal.

Contraindicaciones

  • Dolor de cabeza o migrañas.
  • Lesión cervical o lumbar.

Para finalizar con el post de hoy, os presento dos asanas más en las que también trabajamos el quinto chakra. Si quieres ganar confianza y seguridad a la hora de expresarte en tu día a día, practica estas asanas en tus sesiones.

Ardha purvottanasana o postura de la mesa

La postura del pez

Purvottanasana

La postura del pez ¡Y recordad que siempre podéis comentar qué os parece el post! Para más información, también puedes consultar nuestro catálogo de Yoga. ¡Paz y amor, Namasté!.

Noemí Castro Fernández 

Apasionada técnica de Yoga y Pilates  

Decathlon Lugo

: