Menú

Mantener la motivación en el yoga

0 79
5/5

Mi experiencia en el yoga la podemos remontar a unos 5 o 6 años atrás en los que me planteé este deporte para mejorar mi estado de salud, en este caso relacionada con el sistema digestivo. Fueron varios intentos, dos de los cuales en escuelas de yoga sin llegar a sentirme "enganchada"  con la evidente consecuencia, ¡dejar de practicar!

Es curioso comentar que hace alrededor de un año y medio me inicié en el yoga de nuevo a través de redes sociales. Os digo que es curioso porque a diferencia de muchas personas con las que intercambio, muchos de vosotros os habéis iniciado a raíz del famoso confinamiento en marzo -20 para poder canalizar las diferentes emociones que esto ha ocasionado.  

Como os explicaba, primero empecé  de manera autodidacta a partir de vídeos YouTube, Instagram y más adelante a través de una plataforma  de pago que seguro que casi todos conocéis ( plataforma Xuan Lan Yoga) que os recomiendo al 100%

Os recomiendo esta plataforma si vuestro objetivo es " engancharos " y encontrar el sentido a la práctica de yoga. Yo empecé con muy poco material, una esterilla muy básica y con los cojines que tenía en casa y poco a poco fui adaptando el material en función de las necesidades que me iban surgiendo.



Encontrar el sentido a tu práctica

En años anteriores mi excusa siempre era la misma : NO TENGO TIEMPO,  NO LOGRO CONCENTRARME, ESTO NO ME SIRVE. 

Para encontrar esta motivación, debemos reflexionar sobre algunas pregunta y dar sentido a la practica de yoga

¿Por qué lo haces?En mi caso es muy simple, necesitaba un deporte que desconectara del exterior mi mente y mi cuerpo y poder mantener mi salud física y mental. Necesitamos dedicarnos un momento al día para aumentar nuestra sensación de bienestar. 

 ¿Para qué lo haces?Ya me había iniciado en el running que encontraba fascinante. Pero necesitaba mantener mi mente en calma  todos los días de la semana, no sólo los días que salía a correr. Volví a pensar en el yoga, pero antes de empezar, recopilé información sobre  las ventajas del yoga sobre la salud y es sorprendente los muchos beneficios que aporta, nos ayuda a  limitar tensiones y que no se acumulen día tras día , evitar caer en la ansiedad y conectar conmigo misma, etc. Esto ayuda a favorecer la mejora fisiológica de cualquier patología.  

Dónde encuentro la motivación

Después de esta reflexión, es importante definir tu intención (Sankalpa). Esta intención no es un deseo, sino una frase positiva y corta que vas a interiorizar. Por ejemplo en mi caso, mi frase es: "soy sana"

A partir de aquí debes crear una practica diaria fácil de alcanzar (Shadana) para mantener la motivación, según tu rutina diaria. Un yogui es una persona que aunque sean solo 5 minutos al día, realiza esta práctica de manera regular. Si no haces un práctica regular, no eres un yogui, sólo estás probando. El cuerpo tiene memoria y tenemos que trabajarlo con una rutina regular. 

En mi caso, a diferencia de años atrás, empecé con  un yoga más tranquilo, dejando de lado mi ego ( el mayor enemigo del yoga ) sin tantas asanas y sin preocuparme tanto por la cantidad sino por la calidad, sin autocriticarme y escuchando si mi cuerpo ( si ese día estaba o no  preparada para una sesión más o menos intensa) . Hacía sesiones más cortas de 10 o 20 minutos  y me planificaba  semanalmente e incluso mensualmente  y si un día me era realmente imposible, lograba un hueco antes de ir a dormir para hacer un yoga más restaurativo ( estiramientos, etc...) para conseguir disfrutar del descanso con muy poco material, un bolster o incluso con la propia almohada o cojines.

La importancia de la meditación: es un buen "gancho" para esos días en los que no tienes ganas y  te sientes cansado. Simplemente empezando por eso , acabas animándote y sigues realizando más yoga ( es una retroalimentación positiva). La meditación debe practicarse diariamente aunque sean 5 o 10 minutos y es conveniente estar 2 o 3 semanas con la misma meditación. Es muy importante conseguir para estas sesiones un ambiente donde te sientas a gusto. Si es en casa , elige una zona limpia, sin demasiadas distracciones, puedes añadir aromaterapia acompañada de tu zafú o cojines.  No olvides la manta para evitar distracciones por la sensación térmica del ambiente en invierno. Estas sesiones aquietan las fluctuaciones de la mente y evita saltar de un pensamiento a otro con tanta facilidad. ¡¡¡¡Te ayudará a dormir mejor!!!!


Consejos

- Es fundamental encontrar un lugar,  en el caso de que la práctica de yoga la realices en casa, en el que te sientas totalemte cómoda, zona limpia  y bien aireada ( previamente puedes abrir las ventanas para reciclar el aire).

- Escucha tu cuerpo, si te sientes con energía o si por lo contrario estás cansado, desanimado etc... y adapata tu práctica de yoga a éste nivel. Si un día realmente sientes que no es tu día, puedes saltarte la clase perfectamente pero teniendo en cuenta que al día siguiente tienes que seguir con tu práctica diaria (Shadana).

- Para la autopráctica, puedes descargarte o buscar prácticas mensuales o semanales ya hechas en las redes sociales y pegarlo en la nevera , para poder ir siguiendolas sin esfuerzo. También puedes crear tu tus propias sesiones , por ejemplo: 3 repeticiones de saludos al sol + 2 estiramientos + torsión ( para ambos lados )

- Salir de la zona de confort. Debes encontrar sentido y aprender para poder hacer cosas nuevas, sabiendo que ésto te aportará muchos beneficios buscando en ello pequelos logros. La mente es bastante perezosa en muchas ocasiones y se situa en una zona de ocnfort ( cuando sabemos en todo momento lo que va a pasar tenemos el control). Debemos salir de esta zona de confort y esforzarnos para encontar  beneficios, por ejemplo: realizar aquella postura que no nos sale bien por nuestras limitaciones o simplemente porque es una asana nueva  (aquí luchamos contra nuestro ego ) , realizar uan postura que nos da miedo( miedo a caernos , a que nos miren ...) , no rendirnos ante la postura ( para aquellas asanas que nos implican esfuerzo y creemos que no la vamos a poder sostener) 

- Guarda tu material de yoga en un sitio que sea fácil de sacar. No lo guardes en un armario, mantenlo fácilmente a la vista para tenerlo  presente 

Aunque te de pereza, cuando llegues a casa o a cuando estes pensando si ir o no al gimnasio, cámbiate rápidamente sin pensar, ponte ropa cómoda y funcional para tu práctica de yoga  y eliminarás esa pereza rápidamente.

Algo que a mi me ha ayudado a la práctica diaria es compartir con la familia, realizar sesiones con mis hijos han hecho que todos disfrutemos y que lo integremos en nuestras rutinas diarias.


20210203_103802
Comentarios
Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero en dejar tu opinión!

¿Quieres compartir tu experiencia
deportiva en la Comunidad?

Escribe tus propios artículos sobre tu deporte favorito.