Yoga como método de entrenamiento.

Comentarios 0 8 -/-
FacebookTwitterEmail

La mayoría de las personas cuando escuchan “yoga” piensan en una actividad física relajada, para gente más mayor, más tranquila o con problemas de salud. Sin embargo, el yoga puede ser una práctica ideal para cualquier tipo de deportista.

¿Qué beneficios nos puede aportar? Independientemente del deporte que practiquemos (colectivo o individual, con o sin oponentes, con o sin incertidumbre...) el yoga nos puede aportar los siguientes beneficios:

Beneficios del yoga a nivel físico: 

yoga beneficios estiramientos wellness

 

  • Mejora la flexibilidad. Capacidad del músculo de elongarse y volver al estado inicial sin que se produzca una lesión.
  • Fuerza. Hay multitud de posturas en las que desarrollamos la fuerza, pero es en vinyasa o asthanga yoga donde se trabaja más esta capacidad; puesto que hay transiciones de postura a postura y asanas muy comprometidas físicamente (fuerza-resistencia).
  • Mejora la propiocepción. Sentido que nos ayuda a conocer la postura de nuestro cuerpo, a escucharlo, debido a que se realizan movimientos siempre conscientes en el espacio y tiempo. Con la práctica podemos llegar a autocorregirnos, autoajustarnos. Trabajando la propiocepción podremos mejorar el gesto técnico de nuestro deporte.
  • Capacidad respiratoria. Todas las asanas van acompañadas de una respiración profunda y completa. Esto hace que mejore la capacidad pulmonar, aportando más oxígeno a la sangre.
  • Equilibrio corporal. En yoga siempre se trabaja el músculo agonista y antagonista, y tanto el lado derecho como el izquierdo, haciendo que haya un desarrollo global y armonioso del cuerpo. De esta forma, se evita el acortamiento muscular y se fortalecen los músculos que menos se trabajan en algunos entrenamientos deportivos.

Beneficios el yoga a nivel emocional y energético:

  • Control de la ansiedad y el estrés. Cuando participamos en carreras, partidos o pruebas clasificatorias; el estrés, la ansiedad y el nerviosismo puede hacer que cometamos errores o que nos bloqueemos. Practicar yoga ayuda a que seamos capaces de relajarnos a través de la respiración (pranayama).
  • Gestión de la energía. En el deporte es muy necesaria la unión de la mente-cuerpo, sobretodo para montañeros, maratonianos, escaladores, etc. Estos necesitan gran concentración, fuerza de voluntad, y un enfoque claro para llegar a su meta. Practicar yoga ayuda a concentrarse, a conocerse, a ganar confianza y fortaleza mental.

Para terminar, os animo a que probéis el saludo al sol como una buena forma de calentamiento, ya que movilizamos grandes grupos musculares y ponemos en marcha al organismo. 

Para la vuelta a la calma podéis escoger asanas específicas de aquellos músculos que más trabajéis en vuestro deporte, ayudando de forma excepcional a que nuestro sistema muscular recupere el estado inicial, desechando los residuos y aportando oxígeno a los músculos más solicitados.

No os olvidéis de que haciendo yoga también se suda, por eso, no sólo debemos pensar en el textil de algodón, sino que pueden ser muy recomendables las prendas de cardio con tejido equarea, que nos ayudará a transpirar mejor.

Paz y amor. Namasté.


Contenido elaborado junto a apasionados del yoga de Decathlon. 

: