¿Cómo mantenemos nuestro material de yoga?

Comentarios 0 121 -/-
FacebookTwitterEmail

El yoga es una de las disciplinas en las que más se trabaja la conexión de todo el cuerpo con la mente. Además, no requiere de mucho material para practicarlo pero sí es importante que lo que utilicemos sea lo correcto adaptándolo a nuestro nivel.

La esterilla es el producto más importante para el desarrollo del yoga. Para elegirla bien,  lo principal es saber  el tipo de yoga que vamos a practicar. Todas las esterillas que tengan un grosor de 5mm o menos estás indicados para un yoga más dinámico ya que  así se puede sentir  bien el apoyo de los pies o manos en las posturas de equilibrio (árbol, pino, grulla…) 

Además, para las transiciones es más confortable una con menor grosor para estar más en contacto con nuestros puntos de apoyo y  el suelo.

Las esterillas más gruesas, de 6mm en adelante, son más cómodas para un yoga más estático donde se aguantan más tiempo las posturas. También es ideal si se practican muchas asanas de rodillas, tumbadas o de inversión ya que protegen más las articulaciones.

Por último, y no menos importante es que sean antideslizante y no sólo la esterilla en el suelo, si no también en el contacto de nuestro cuerpo con la esterilla.

Material de yoga

¿Cómo realizar el mantenimiento de las esterillas?

Como  sabemos,  estos materiales están en contacto directo con el suelo y se ensucian con más facilidad que otros. Uno de los remedios caseros más utilizados es mezclar vinagre con zumo de limón y pulverizar sobre la esterilla. Esto ayudará a evitar que se cree una placa bacteriana. Por otro lado,  si queremos frotar una mancha, lo mejor es utilizar un paño de microfibra, para no dañar el material de la esterilla y así evitar deformaciones.

¿Podemos lavar la esterilla?

Sí, podemos lavarla también en la bañera con agua, bicarbonato y un poco de gel, pero poco para que sea fácil el aclarado. Es muy importante que dejemos secarla colgándola, evitando el Sol para que no se creen grietas. Además, podrás lavarla también en la lavadora con agua fría, evitando el centrifugado.

Siempre es recomendable guardar la esterilla, en una funda situada en un lugar fresco.

Para terminar, podríamos rociar nuestra esterilla con un poco de aceite de coco o lavanda para darle un poco de olor y beneficiarnos de las propiedades relajantes de estos aceites. Además de las esterillas que es lo que más conocemos, existen otros materiales como el bloque de yoga. Éstos pueden ser de espuma o corcho.

Material de yoga

Pero, ¿qué diferencia existe entre los 2?

Los bloques de espuma son ligeramente más blandos y también su tacto es un poco más áspero. El bloque de corcho es un poco más duro y se recomienda utilizarlo después de un tiempo de práctica. Éstos nos ayudan a las posturas de equlibrio o para mantener la linealidad en el eje corporal para algunas asanas, como por ejemplo en la postura "triang mukha eka pada paschimottanasana" (colocar el bloque bajo el isquion de la pierna estirada para elevar la cadera y que no quede descompensada).

Para posturas de equilibrio o para aprender a realizar ciertas transiciones donde se descarga mucho peso sobre el bloque, se recomienda usar el de corcho porque es más pesado y estable. Para ayudar a mantener la alineación corporal y para sentarnos para la meditación, mejor el bloque de espuma porque es más blando.

Material de yoga

Para su mantenimiento y cuidado, es importante que evitemos que estos productos estén en contacto directo con el Sol y no ponerles peso encima.

Espero que el post os haya ayudado a mantener y cuidar vuestro material de yoga. Si tenéis cualquier duda, podéis escribirme en los comentarios o visitar nuestro catálogo de Yoga.

Sara Estévez Ródenas 

Apasionada del Yoga  

Decathlon Pulianas (Granada)

: